¿»Los» robots tienen género? Robótica y Feminismo

¿»Los» robots tienen género? Robótica y Feminismo

Cada vez que yo, que soy hombre, hablo de feminismo, debo ir con pies de plomo. Las posibilidades de cometer un error son altísimas. Trabajo en mi mismo todos los días para ser más inclusivo, más igualitario, más equitativo, pero reconozco que los sesgos machistas que la cultura ha insuflado en mí, hace que aunque no quiera, en alguna parte, los sesgos machistas aparezcan. Este es un nuevo intento para que no salgan, pero pido disculpas a las personas feministas si finalmente, como es de esperarse en cualquier ser falible, se me escapa algo.

Voy a empezar esta reflexión de dos temas en los que no soy experto pero que me apasionan. Cuando digo Robótica no solo estoy incluyendo al «hardware» también estoy incluyendo al «software»: La Inteligencia Artificial (Que para que se me entienda bien, es como el cerebro de los robots)

He aquí un primer escollo. Es sabido que existen Sex-Robots, que para abreviar les llaman «sexbots». Principalmente han trascendido «aquellos» robots que tienen figura femenina. Vamos, juguetes sexuales para hombres, pero más sofisticados. Y éste es el escollo.

¿"Los" robots tienen sexo?

La respuesta es sencilla: No. Pero, pueden tener figuras de hombre o mujer. ¿Debemos llamarles «los» y «las» robots»?

Según Xataca Ciencia, Robot «viene de de la palabra checa robota, que viene a significar ‘labor forzada’, servicio, esclavo… Este nombre fue utilizado en el imperio austro-húngaro hasta 1848. La palabra inventada por Josef Čapek sirve para designar a las máquinas trabajadoras o serviles. Fue introducida en la literatura en 1920, en la obra R.U.R. (Rossum’s Universal Robots), de Karel Čapek, nacido en lo que hoy es la República Checa. En realidad, la invención de la palabra se debe a su hermano, Josef, mientras que Karel la utilizó en su obra» (Fuente: https://www.xatakaciencia.com/robotica/el-origen-de-la-palabra-robot )

Esto no nos aclara si cuando hablamos de «robots» estamos creando una imagen que de nuevo invisibiliza a lo femenino. No podrías decir lo mismo de la ciencia ficción y de la industria de la robótica. Hasta ahora hemos podido ver que se han producido robots tanto con representaciones masculinas como femeninas.

Para ser exacto, debería hacer esta reflexión acerca de los «androides» ya que existen decenas de posibilidades de aparatos a quienes podríamos llamar robot. Según la DRAE significa autómata de figura humana.

Pero aquí tenemos un pequeño problema. «androide» es una palabra construida de dos raíces griegas: «andro» que significa hombre y «eidos» que significa imagen apariencia.

«Androide» vendría a significar como dice la rae, con apariencia o imagen de hombre. Pero a pesar de que la filosofía, y casi todas las disciplinas asieron el «andro», hombre, como genérico del ser humano, incluyendo también a la mujer, lo cierto es que existe una palabra de raíz griega para lo femenino (giné), con lo que sospecho que lo de «andro» fue una construcción cultural posterior. No es el momento de esta discusión, pero sí de dejar la dura de si deberíamos hablar de «gineoides» para referirnos a aquellos autómatas que tengan apariencia de mujer. Pensé que no existía el concepto, pero sí existe, se le dice «Ginoide» (casi acierto) o «Fembot».

Para quienes quieran profundizar en estas raíces les dejo estos dos enlaces

http://etimologias.dechile.net/?androide

http://aliso.pntic.mec.es/agalle17/lexico_selectividad/palabras_griegas.html

Feminismo

Para evitar suposiciones diremos que la definición más consensuada actualmente sobre feminismo es el ‘principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre’ y el ‘movimiento que lucha por la realización’ de esa igualdad. Si tienes más dudas al respecto, me ha parecido que este artículo es suficientemente ilustrativo: https://www.lavanguardia.com/vida/20180308/441353733657/definicion-feminismo-fundeu.html

Escultura de Millicent Garrett (1847-1929), política pacifista y sufragista británica.

Entonces, tenemos que…

  • La robótica es la «ciencia» o parte de la tecnología que se encarga de aquellos sistemas que pueden automatizar determinadas actividades a partir de cierta programación.
  • La inteligencia Artificial (IA) es un conjunto de conceptos que más o menos significan que a partir de ciertas programaciones permiten realizar acciones comúnmente solo posible por «seres» con una cierta inteligencia. Se espera que la IA aprenda. Que no solo responda a la programación que le han realizado sino que además sea capaz de elaborar nuevos «conocimientos» a partir de su propia experiencia.
  • Los robots son una estructura (física o virtual) que están dotados de una determinada programación que les permiten automatizar ciertas funciones y acciones.
  • Androide o Gineoide (No confundir con ginecoide), un autómata con forma humana sea masculina o femenina.
  • Y feminismo, el principio de igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

¿A dónde va todo esto?

Bien, voy para allá.

¿Quiénes son los programadores de estos robots, de estas IA?

¿Podríamos pensar que si la mayoría de las personas que han estado en la tecnología computacional son hombres, hayan sesgos en la manera en que se «comportan» las máquinas?

Una de las industrias de robótica que más avances prevé es el de las muñecas sexuales hiperrealistas para hombres (mayoritariamente). Las llaman «SexBot», aunque visto lo visto habría que llamarlas FemSexBot o SexFemBot, ya que también hay mercado para hombres y mujeres que prefieran un robot sexual masculino, y habrá que diferenciarlo.

¿Pero qué es un SexBot en definitiva? Una máquina que puede facilitar ciertas apetencias sexuales a su «usuario» prometiéndole una experiencia lo más cercana a la real.

En realidad una máquina no tiene sexo. ¿O sí?.

Tenemos que preguntar por quién programó, y a partir de qué sesgos o criterios culturales o éticos, se hizo su programación.

Así como las citas a ciegas en internet, donde hay parejas enamoradas (por varios años) que al final descubre que con quien se comunicaban no era más que un personaje ficticio (en muchas ocasiones dos hombres), puede darse el caso de que las FemSexBot solo sea una interpretación masculina de lo que un hombre espera de de una pareja sexual.

Como ya sabrán a estas alturas, en Japón, ya es posible que seres humanos de carne y hueso se casen, previo enamoramiento con una «Bot» (le diremos así «cariñosamente»).

No es solo un asunto de sus dificultades con la soledad, las tasas de natalidad, el estilo de vida, también es un asunto de elección. Esto significa que las personas, algunas personas, esperan quitar el «factor humano» de la ecuación para facilitar la satisfacción de nuestra necesidad de interacción (que no de relacionarnos).

Haremos el viejo y mal chiste machista para darle una dimensión a esta reflexión:

  • ¿Qué es una mujer que no jode?
  • Un hombre.

Se popularizó además como una frase «mujer que no joda es hombre».

Por supuesto aquí el verbo «joder» no tiene su connotación sexual sino el de molestar, incordiar, «jorobar».

 

¿Están buscando los programadores (¿Masculinos?) en los FemSexBots la mujer perfecta que no "joda"?

No solo las FemBot está siendo proyectada para los servicios sexuales de hombres (o mujeres) cansados de la «impredictibilidad» femenina. También se están programando para que sean recepcionistas, enfermeras, asistentes de primeros auxilios, operadoras de Call Center. ¿Les suenan de algo estas profesiones asociadas a lo femenino?

¿Estaremos ante la próxima oleada de invisibilización de las mujeres a través de la robótica y la IA?

Como he dicho, no soy un especialista. Tengo más bien la condición de un espectador bastante lego que ve un partido de un juego donde no conoce las reglas y donde solo algunas cosas parecen familiares. Digo esto porque, posiblemente algunos(as) de ustedes (espero que lo hagan) podrán mostrarme que esto no es así. Que hay un espíritu de igualdad y equidad en las personas ( y capitales detrás de esas personas) que hacen las programaciones de IA que posteriormente se instalarán en los robots.

Esto es solo, un mínimo eslabón de la verdadera discusión que tenemos enfrente y que creo vital seguir reflexionando sobre ella: Las implicaciones éticas del desarrollo de la Robótica y la IA.

Ya no es ciencia ficción, señoras y señores. Los bots están aquí. 

¿Crees que los (o las) robots serán una amenaza para la implementación de las políticas de igualdad?

Deja un comentario

Cerrar menú